Galería

...

Encuentro de Seminarios de las Diócesis del Sur en Málaga



https://photos.google.com/share/AF1QipNNhQMVgIuWlbMHGvgk4PR8qkQ-6UuG9Oc6e-bIvh587MXpUrCEK5Egirqbs1jdew?key=bHNZRmlKeEpsOWZTbHJlQ0xLajExVEt2RTdEeU9B
“EVANGELIOS VIVOS CON PIES DE CURAS”. Éste ha sido el lema que el Seminario Diocesano de Málaga ha elegido para congregar a más de 100 seminaristas y 20 formadores de los seminarios de las diócesis del Sur, de las archidiócesis de Sevilla y Granada. En el contexto de la pasada canonización de San Manuel González, el que fue Obispo de Málaga y fundador del Seminario Diocesano, el encuentro de Seminarios del Sur nos ha reunido en esta ciudad andaluza para reflexionar sobre todo en la figura de San Manuel. El lema que recoge una de sus frases más llamativas es una buena síntesis de lo que pensaba el Obispo conocido como el "Obispo de los sagrarios abandonados" hacia sus queridos sacerdotes y seminaristas. 

El Encuentro que fue entre los días 25 al 27 de noviembre comenzó con la acogida de los formadores y seminaristas del seminario de Málaga. Tras los saludos todos nos juntamos en la capilla del Seminario para comenzar oficialmente el Encuentro. Ante todo participamos los seminaristas de los cursos  que están estudiando el ciclo de teología, es decir, entre los cursos tercero, cuarto y quinto de Seminario. De nuestro Seminario de Jaén tuvimos la oportunidad de participar en el Encuentro cinco seminaristas, de los cursos cuarto (Andrés y Miguel) y quinto (Cándido, Jesús y Pepe), junto a nuestro Rector D. Juan Francisco y Vicerrector D. Juan Carlos. 

Primer Lunes Sacerdotal del curso con los sacerdotes del Arciprestazgo de Andújar


https://photos.google.com/share/AF1QipPnoKzsec6IAoWsRGxaFz2GHbWnf5RdRgTnPlsTQrIoSSMZjJSx3_7J9T-NuEboyA?key=bU5wUlFBOFJLZmk1enNVMmNLVG1XWW5aLVVfT3Fn

El pasado lunes 14 de noviembre los seminaristas teníamos el primer encuentro de los llamados “Lunes sacerdotales” de este curso nuevo. Como es tradicional una vez al mes un sacerdote era invitado por el Seminario para compartir con nosotros la Eucaristía y poder tener un diálogo donde el sacerdote narraba su testimonio vocacional, sus consejos hacia los seminaristas y poder responder también a las preguntas que se podían hacer. Sin embargo este Lunes Sacerdotal ha sido bastante distinto, más bien, hay que decir que ha sido muy “novedoso”, y principalmente porque no ha sido solo un sacerdote el invitado, sino todos los sacerdotes de un Arciprestazgo de nuestra diócesis, y en este caso ha sido el Arciprestazgo de Andújar.

Oración Vocacional de Noviembre 2016 con los jóvenes de Given Faith


https://photos.google.com/share/AF1QipOztWLWUXuODdFo5y8Y6ZfvzOwpcTXFyUGRLbnyvt2AnPqXPPYux21qRHX99a3oVA?key=SzhTN0xLR3BBaGlpX0p5LXJEY3l6MUtUcDQtRGpn
El jueves día 10 de noviembre, un grupo de más de sesenta personas de todas las edades, muchas de ellas del grupo GivenFaith, nos quisieron acompañar a los seminaristas en una oración por las vocaciones ante el Santísimo. A lo largo de una hora, las preocupaciones, fatigas y problemas quedaron aparcadas para hablar con Jesús, pedir por nuestras intenciones y especialmente por las vocaciones, encomendar y escuchar atentamente lo que Él nos quisiera decir.

La energía que transmitieron todas y cada una de las intervenciones avivaron los sentimientos de los que estábamos allí. El silencio y el recogimiento quedaban sorprendidos por las canciones que de vez en cuando se entonaban. Él es la Felicidad, como en su plática indicó D. Juan Carlos Córdoba -vicerector del seminario- y durante una hora así lo sentimos, como bien quedó presente en los testimonios que Laura y Alejandro nos ofrecieron. Dios nos sorprende cada día, en cada momento y ante cualquier circunstancia, y así lo demostraron estos dos jóvenes del grupo GivenFaith, el invitado especial de este mes. Para poner un broche final al evento, después de la oración compartimos un rato agradable y divertido con todos los que asistieron entre aperitivos como viene siendo costumbre.

Agradecemos a todos los asistentes y en especial al grupo GivenFaith, porque ayer vivimos un momento insólito en el que se respiraba un aire muy juvenil: en mitad de la semana, entre las fatigas que suelen secuestrar nuestro corazón, como siempre, Él y solo Él consiguió sacar lo mejor de nosotros para acompañarle y rezar por lo que todos estamos llamados a ser: discípulos fieles del mayor inconformista de la Historia, mensajeros del mayor mensaje jamás escuchado. En definitiva, ser como Jesús. Como siempre, gracias de corazón a todas esas personas que nos acompañan todos los meses con sus oraciones y a aquellas que se van incorporando. Formáis parte de algo grande.

Los seminaristas participamos en la Peregrinación y Encuentro de la Virgen de la Cabeza con los jóvenes de la diócesis



https://photos.google.com/share/AF1QipP2QuUS5Ki1TSNPm3Bkb1lTNnpUA7CR4nSPCm3bONXUDgh2FhSzQSFaAFzSVL45ew?key=R0hVYzAzNkNmNU41UmVrQUpqOGUwdDBsYlhhT0NB
El último fin de semana de octubre la Delegación Diocesana de Juventud citaba a los jóvenes a la ya conocida Peregrinación y Encuentro que tiene lugar en el cerro de la Virgen de la Cabeza. Los jóvenesjiennenses que asistieron, aproximadamente unos ochenta,  han vivido durante todo el fin de semana momentos de oración y de encuentro con Cristo, yademás han tenido la oportunidad de llenarse de la Misericordia del Padre con la celebraciónpropia del Jubileoque se convocaba para los jóvenes de la diócesis, presidida por el Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro.

El encuentro comenzaba el viernesdía 28. A media tarde partía el autobús de Jaén rumbo a la parroquia de San Eufrasio en Andújar. Al llegar, todos los jóvenes empezaron a saludarse y encontrarse de nuevo. Para algunos era la primera vez que iban a participar en la PEJ.
El primer día comenzaba con el tradicional Adoremus,en esta ocasión en la Parroquia de San Eufrasio.Durante el mismo,Andrés e Inma, dos  jóvenes implicados en la Delegación de Juventud, ofrecieron un increíble testimonio en torno a la experiencia vivida en la JMJde este verano en Cracovia (Polonia). Según el testimonio de Andrés, el Señor había querido provocar que él le pidiera matrimonio a la que hasta ese momento era la chica con la que compartía su vida.